LA VEJEZ Y LA DEMENCIA SENIL

Estándar

black-and-white-hair-puppy-dog-animal-cute-1118797-pxhere.com

Los perros y los gatos viven cada vez más y mejor. Una razón es el avance de la medicina veterinaria; existen mejores diagnósticos y nuevos tratamientos.

También influye, si embargo, el mayor cuidado de los dueños sobre la alimentación y las medidas de prevención (vacunas, desparasitaciones, chequeos, etc).

Las mascotas entran en la tercera edad, según sus razas y tamaños. Sin embargo, el envejecimiento no aparece a una edad concreta; está relacionado a variables como el origen genético, el régimen de vida, los cuidados recibidos y, especialmente, la alimentación.

En las mascotas de edad avanzada, es común que se desarrolle un proceso degenerativo del sistema nervioso: el síndrome de disfunción cognitiva.

El envejecimiento trae cambios en el tejido nervioso; el deterioro es similar al de las personas afectadas por el mal de Alzheimer. Puede que notes, en tu mascota, cambios de comportamiento, ya que muchas de sus habilidades cognitivas disminuyen.

En ocasiones, perjudican su calidad de vida y la interacción contigo y tu entorno. Algunos estudios sostienen que más de la mitad de perros mayores de once años muestran uno o más síntomas de este síndrome.

La evolución es lenta y progresiva. Al igual que en las personas, no existen tratamientos que eviten su avance. Lo importante es que tu mascota tenga calidad de vida. Si sospechas de esta enfermedad, conversa con tu veterinario.

2 comentarios en “LA VEJEZ Y LA DEMENCIA SENIL

  1. Gabriela

    Una pregunta mi hijo perruñio es un Cocker Ingles ya tiene 9 años y ultimamente se a bajado de peso a pesar que come la misma racion.No se si esta celoso por una gatita que adopte y para que no se pelearan no estan juntos.El tiene todas sus vacunas y desparacitado tanto el como mi otra hijita chiquitita que adopte.Por favor si me podrian responder

    • PanchoCavero

      Hola Gabriela. Según lo que indicas, tu mascota a bajado de peso a pesar de comer la misma ración de comida, eso quiere decir que su apetito no ha bajado. Si es así, esto no tiene que ver con celos o algo respecto a su conducta hacía tu otra mascota. Tendrías que llevarlo al veterinario o traerlo para revisar su estado físico y revisar sus funciones para saber si hay algo fuera de lo normal

Deja un comentario