LAS VACUNAS: LA HORA DEL PINCHAZO

Estándar

perro-vacuna

Hoy hablaremos de un tema que muchos dejamos pasar y a la que no le damos la importancia debida. Se trata de las vacunas en nuestras mascotas ¿Por qué es importante vacunar a tu cachorro?

Las crías nacen con un sistema inmunológico precario; aún no generan defensas por si solas, como si ocurre en un animal adulto.

Las primeras semanas de vida, los cachorros obtienen los anticuerpos del calostro de la madre; estos combaten a los virus; bacterias y parásitos que podrían entrar a su organismo. Sin embargo, los anticuerpos tienen una vida limitada.

Cuando desaparecen, entre el primer y segundo mes de vida, el cachorro queda desprotegido o desprotegida.

¿Qué son las vacunas?

Las vacunas son virus, bacterias o parásitos que han sido modificados o inactivados para introducirse en el organismo. Estimulan la producción de anticuerpos. Para que generen defensas, solo se debe vacunar a animales sanos, libres de parásitos y de estrés.

Si se vacuna a animales enfermos o en tratamiento, puede afectarse la reacción de la vacuna, a la vacuna misma o la respuesta a la vacunación. Por eso, si tienes un cachorro con alguna enfermedad y que no ha sido vacunado, lo ideal es tratar a la enfermedad, darle el tratamiento apropiado y una vez curado, vacunar al cachorro.

Ojo!! Las vacunas no tratan a las enfermedades. Las vacunas previenen enfermedades, no curan

Las vacunas múltiples son más convenientes: ofrecen una protección más amplia y calendarios de vacunación más cortos, lo cuál, promueve la socialización temprana.

Brindan, asimismo, una mejor protección contra las enfermedades más mortales. Son entre dos y cuatro pinchazos, con un intervalo de entre quince a veintiún días, en los cachorros menores de tres meses.

Deja un comentario